José Ángel Quintero

Blog de 1º Bch CCSS del IES SAN JUAN DE DIOS

sábado, noviembre 20

El Imperio Turco a finales del XIX


El retroceso del Imperio Turco
Durante el siglo XIX, la posición el imperio turco era extraordinariamente débil y muy codiciada por los Habsburgo ( los monarcas de Austria-Hungría) y por los zares. Gran Bretaña, interesada en que un país débil controlara los estrechos del Bósforo ( le convenía monopolizar la ruta hacía la India ), por lo que ayudaba a los sultanes turcos. A medida que los turcos perdían terreno por los sucesivos conflictos ( en los Balcanes) , surgían pequeños estados que rivalizaban entre sí y desconfiaban de Austria-Hungría y de Rusia, que los podían anexionar en cualquier momento por la fuerza. Estos países muy atrasados en materia económica eran inestables políticamente y daban lugar a graves conflictos con suma facilidad. Por ello, el proceso de creación de múltiples estados-tapón inofensivos es conocido en política internacional como “balcanización”.
La desarticulación del Imperio Turco en Europa durante el decimonónico ( el siglo XIX) estuvo marcada por los siguientes hechos:
- La independencia de Grecia (durante la revolución de 1820, recordadlo)
- La Guerra de Crimea ( 1854-56), en la que venció Turquía, apoyada por Gran Bretaña y Francia, frente a Rusia.
- La Guerra ruso-turca ( 1877-78), provocada por la rebelión de pueblos eslavos apoyados por Rusia, contra los turcos. Se desarrolló en Bosnia y en Bulgaria. Con el objetivo de analizar este problema se celebró el Congreso de Berlín en 1878. Éste promovió la creación de nuevos estados independientes: Serbia, Montenegro y Rumanía y Bulgaria.
Pero las ambiciones expansionistas de estos nuevos estados, sumadas a la conflictiva mezcla de culturas en la región dejaba el problema sin resolver. A partir del nuevo siglo, sucesivas crisis en esta zona conducirían a la IGM.

No hay comentarios:

Publicar un comentario