José Ángel Quintero

Blog de 1º Bch CCSS del IES SAN JUAN DE DIOS

jueves, septiembre 23

El destino de un descubridor: un "plato" llamado James Cook


James Cook consagró su vida a la exploración oceánica como ningún otro navegante. Enrolado en la armada británica, en su época el Almirantazgo comenzaba a darles un sesgo más científico a las expediciones, aun a las geopolíticas o hidrográficas.

Luego de algunos trabajos menores en Canadá, fue designado para su primer gran viaje (1768-1771). El objetivo era una observación astronómica en Tahití que serviría a fines científicos y de mejoras en la navegación. La observación fue un éxito y se complementó con abundantes descubrimientos geográficos, etnográficos, zoológicos, botánicos.

Apenas 14 meses después de volver, Cook estaba nuevamente al mando de una expedición en el Resolution y el Adventure (1772-1775), para constatar si un continente rodeaba el Polo Sur. Banks se preparó con un equipo de 15 personas, incluyendo dos músicos, pero desistió cuando se le negó la construcción de sus aposentos en cubierta porque ponían en peligro la navegabilidad. Esta vez Cook llegó a una latitud austral récord, reconoció casi todos los archipiélagos del hemisferio sur, recolectó suficiente material como para montar museos enteros y fue recibido con los mayores honores.

A siete meses de su regreso, partió por última vez en el Resolution y el Discovery (1776-1780) a dirimir una incógnita fundamental para la navegación oceánica: ¿existía un paso por el Artico entre los océanos Atlántico y Pacífico? El viaje lo llevó a explorar Alaska y Asia, además de Oceanía, donde descubrió Hawai. Justamente en ese archipiélago, donde se lo entronizó como un dios y era amado por los indígenas, James Cook fue asesinado y posiblemente comido a resultas de una escaramuza con los nativos.

ACTIVIDADES.
1. Busca información sobre otro gran descubridor del XVIII, Alejandro Malaspina. ¿Qué países visitó en su expedición y que trajo consigo a su vuelta?
2. Cuando tengas tiempo ( y ganas), echale un vistazo a la pelicula de Peter Weir, "Master and Commander". Podrás ver en ella como era la vida de los marinos y descubridores del XVIII. Merece la pena, creéme.

1 comentario: